miércoles, 17 de octubre de 2012

¿Cómo se hace la cerveza sin alcohol?

En los últimos años el consumo de cerveza sin alcohol ha aumentado en España de forma significativa, debido principalmente al endurecimiento de las normas de circulación y también a una mejora de su sabor, que se parece cada vez más al producto original. ¿Quieres saber cómo se hace la cerveza sin alcohol y por qué no sabe como la cerveza normal?



Tipos de cerveza según su grado alcohólico
La legislación de cada país establece unos límites que definen los tipos de cerveza en función de su concentración de alcohol. En el caso de la legislación española podemos encontrar los siguientes tipos de cerveza:
  • cerveza: normalmente contiene entre un 4% y un 5% de alcohol, aunque hay cervezas con una graduación mucho mayor.
  • cerveza baja en alcohol: se denomina así a las cervezas cuya concentración de alcohol se encuentra entre el 1% y el 3%. Al tener una menor concentración de alcohol que la cerveza normal, también aportan menos calorías, por lo que algunas marcas utilizan como reclamo la denominación "light".
  • cerveza sin alcohol: su graduación alcohólica debe ser inferior al 1%. (Evidentemente su contenido calórico es inferior al de las denominadas "cervezas light"). Cabe destacar que el término 0,0 no está recogido en la legislación, así que su interpretación queda sujeta a la imaginación del consumidor, que debe suponer  que se utiliza para hacer referencia a una concentración de alcohol inferior al 0,1%.

Para comprender mejor cómo se elabora la cerveza sin alcohol, es necesario saber cómo se elabora la cerveza normal, así que veamos... (Si ya sabes cómo se hace puedes saltar hasta el apartado 2. También puedes ver un vídeo en el que se explica el proceso)


1. ELABORACIÓN DE CERVEZA

Materias primas
La legislación española establece que la cerveza debe elaborarse a partir de cuatro materias primas: agua, cebada, lúpulo y levadura. Todas ellas se mencionaban ya en la Ley de Pureza de 1516. Mejor dicho, todas, a excepción de la levadura, ya que en esa época ni siquiera se conocía su existencia (los microorganismos fueron descubiertos a finales del siglo XVII por Anton van Leeuwenhoek), y mucho menos su papel en la fermentación (que fue descubierto en el año 1880 por Louis Pasteur).

  • Agua. La proporción de agua que contiene la cerveza varía en función de su extracto seco y, sobre todo, de su graduación alcohólica (obviamente, cuanto mayor sea el extracto seco y el grado alcohólico de la cerveza, menor será su contenido en agua). En cualquier caso, se trata del ingrediente mayoritario de esta bebida, así que es importante conocer sus características, especialmente su composición mineral, ya que es un factor que va a determinar las propiedades finales de la cerveza.

El agua es el componente mayoritario de la cerveza. (Fuente)

  • Cebada. No es imprescindible utilizar cebada para la elaboración de cerveza; basta con utilizar una fuente de almidón sacarificable, es decir, capaz de ser transformado en azúcares simples. Esto es fundamental, ya que el almidón no puede ser fermentado por las levaduras, pero los azúcares simples sí. Ahora bien, en el caso de que utilizáramos un cereal diferente de la cebada para la elaboración de esta bebida, ya no podríamos llamarla "cerveza", sino que deberíamos denominarla "cerveza de...".

Hordeum vulgare, cebada para los amigos. (Fuente)

  • Lúpulo. Para la elaboración de cerveza se utiliza la flor femenina del lúpulo, una planta de la familia de las Cannabáceas ("prima" del cannabis). La resina que contiene esta flor otorga a la cerveza un sabor amargo, que sirve para compensar el dulzor de la malta (más adelante veremos qué es la malta). Además contiene aceites esenciales aportan a esta bebida una gran variedad de aromas. En definitiva, podemos decir que el lúpulo es el principal responsable del sabor de la cerveza.

Humulus lupulus, pero llámame lúpulo. (Fuente)

  • Levaduras del género Saccharomyces. Las levaduras son fundamentales en el proceso de elaboración de cerveza, ya que son las responsables de la fermentación alcohólica. La especie de levadura que se utiliza habitualmente en la elaboración de cerveza es Saccharomyces cerevisiae, aunque también se utilizan otras, como Saccharomyces pastorianus. Por cierto que esta última también se conoce con el nombre de Saccharomyces carlsbergensis debido a que fue descubierta por la empresa cervecera Carlsberg.

S. cerevisiae en el Metro a hora punta. (Fuente)



Proceso de elaboración
Podemos establecer cuatro fases en el proceso de elaboración de la cerveza:

1. Preparación de la malta
Como ya hemos mencionado, el almidón que contiene la cebada no es fermentable, así que debemos provocar su hidrólisis para obtener azúcares simples que las levaduras sean capaces de fermentar. Para ello lo que se hace es remojar los granos de cebada con agua, bajo condiciones de temperatura controlada. De este modo comienza la germinación del grano y se activan las enzimas que transformarán el almidón en azúcares simples. Una vez obtenidos los resultados deseados, se somete el grano a una desecación para detener el proceso, y posteriormente a un tostado, que será más o menos intenso en función de los aromas que queramos conseguir. Finalmente el grano se tritura para que la parte interna (el cotiledón), quede expuesta, ya que es donde se encuentran la mayor parte de los azúcares. Al final de esta primera fase se obtiene lo que se conoce con el nombre de malta o cebada malteada.

Mmm...me imaginaba Malta de otra forma... (Fuente)

2. Obtención del mosto
Una vez obtenida la malta, se introduce en un depósito con agua y se calienta. Así se inicia de nuevo el proceso de sacarificación del almidón y se extraen los aromas de la malta. Finalmente la mezcla azucarada resultante de este proceso, conocida con el nombre de wort, se filtra con ayuda de las vainas de la cebada y se introduce en una caldera, donde se añade el lúpulo. En dicha caldera se somete la mezcla a ebullición, de modo que conseguimos varios objetivos: extraer los aromas del lúpulo, mejorar el color, eliminar proteínas que podrían enturbiar la cerveza y esterilizar el wort. Una vez finalizado el proceso, se hace pasar el wort a través de un intercambiador de calor para enfriarlo.
  
Cubas para la cocción del mosto en la fábrica de cerveza Coors. (Fuente)


3. Fermentación del mosto
El mosto obtenido en la fase anterior se introduce en un fermentador, que no es más que un depósito donde podemos controlar ciertos parámetros, como por ejemplo la temperatura. Aquí se adicionan levaduras seleccionadas del género Saccharomyces, que llevan a cabo la fermentación de los azúcares simples procedentes de la hidrólisis del almidón, para dar como resultado etanol (alcohol etílico), dióxido de carbono, y también otros compuestos que otorgan sabor y aroma a la cerveza, como ácido succínico, ácido láctico y glicerol. 

Cubas de fermentación. (Fuente)

4. Maduración y clarificación
La cerveza obtenida después de la fermentación se somete a un proceso de maduración en bodega y, en el caso de que sea necesario, a una posterior clarificación para reducir su turbidez. Finalmente se ajusta su contenido en dióxido de carbono y se embotella.





 A continuación puedes ver un vídeo en el que se explica todo el proceso:





2. ELABORACIÓN DE CERVEZA SIN ALCOHOL
Para elaborar cerveza sin alcohol no existe un único método, sino varios, lo explica en gran parte las enormes diferencias que podemos encontrar entre este tipo de bebidas. ¿Cuál es el método que se utiliza habitualmente? Pues eso depende, porque como puedes imaginar, cada uno de ellos tiene sus ventajas y sus inconvenientes, así que la elección depende de las necesidades de cada cervecera. El método ideal sería aquel que permitiera eliminar la cantidad de alcohol deseada (a poder ser de forma rápida y sencilla), que permitiera obtener una cerveza con unas características similares a las de la cerveza normal (aspecto, olor, sabor) y que fuera económicamente rentable.

Para comprender mejor los diferentes métodos que existen para elaborar cerveza sin alcohol, podemos clasificarlos en dos grupos: 
  • métodos que se basan en adaptar el proceso de elaboración de la cerveza para tratar de limitar la cantidad de alcohol (etanol) que se obtiene durante la fermentación, 
  • tratamientos físicos para separar el etanol una vez que la cerveza ha sido elaborada.
Los tratamientos físicos presentan una serie de ventajas frente a los primeros, entre las que podemos destacar la posibilidad de obtener cerveza con una concentración de alcohol mucho menor (en la mayoría de los casos). Sin embargo requieren el uso de maquinaria especializada, lo que supone costes mucho más elevados que en el caso de los métodos del primer grupo. Veamos en qué consiste cada uno de ellos.


¡Marchando una "sin"...! (Fuente)


Adaptación del proceso de elaboración
Para conseguir que en el proceso de elaboración de la cerveza se produzca una baja cantidad de etanol, podemos actuar sobre el proceso de malteado y/o sobre el proceso de fermentación.


Adaptación del proceso malteado
La forma más sencilla de producir cerveza con bajo contenido alcohólico es comenzar con un wort de baja densidad (normalmente se consigue añadiendo agua al wort original), y llevar a cabo una fermentación controlada (más adelante veremos en que consiste). Como puedes imaginar, la cerveza así obtenida, no sólo tiene poco alcohol, sino que también tiene poco sabor. Para resolver este problema existen varias alternativas. Una de ellas consiste en utilizar un wort de alta densidad, con el que después de la fermentación se obtiene una cerveza cuya concentración de compuestos volátiles (que aportan sabor y aroma) es mucho mayor de lo habitual, mientras que su grado alcohólico no aumenta en la misma proporción. Lo que se hace a continuación es diluir la cerveza con agua para reducir el grado alcohólico, mientras se conservan parte de los aromas y los sabores. Un importante inconveniente que presenta esta técnica es que sólo sirve para obtener cervezas de hasta un 2% de alcohol.


Proceso de malteado. (Fuente)

Si queremos obtener cerveza de hasta un 1% de alcohol, lo que se puede hacer es llevar a cabo un malteado a alta temperatura. Así se consigue inactivar una de las enzimas que participan en la hidrólisis del almidón (concretamente la β-amilasa, que se inactiva a 80 ºC), por lo que la cantidad de azúcares fermentables producidos será menor (y por consiguiente la cantidad de etanol obtenida). Ahora bien, la cerveza resultante contendrá un elevado contenido de dextrinas, por lo que su sabor no será igual que el de la cerveza normal.


Adaptación de la fermentación
Si variamos algunos aspectos relacionados con la fermentación podremos conseguir cervezas con bajo contenido alcohólico. Una de las opciones consiste en utilizar ciertas especies de levadura, como Saccharomyces ludwigii, que fermenta solamente un 15% de los azúcares fermentables, dando como resultado una menor cantidad de etanol.


Levaduras del género Saccharomyces. (Fuente)

Otra forma de prevenir la transformación a etanol de todos los azúcares fermentables, consiste en llevar a cabo una fermentación controlada, que puede consistir en la aplicación de baja temperatura sobre el depósito de fermentación para finalizar el proceso y después retirar las levaduras antes de que de que éste se complete.

En ambos casos, la cerveza obtenida contendrá una notable cantidad de maltosa, por lo que su sabor es diferente al de una cerveza normal. El principal inconveniente de estos métodos es que no permiten obtener cerveza con bajas concentraciones de etanol.


Cold contact
Se trata de una variante de fermentación controlada con la que podemos obtener cerveza con una concentración de etanol inferior al 0,05%. Consiste en enfriar el wort hasta temperaturas de entre -1 ºC y 0 ºC, inocular levaduras en gran número y dejarlas actuar durante varios días. A esas temperaturas su metabolismo es más lento, por lo que producen una menor cantidad de etanol. El inconveniente es que se pueden producir sabores anómalos, debidos en gran parte a la autolisis de estos microorganismos.

Una adaptación de este método es el que utiliza la cervecera neerlandesa Bavaria, que consiste en inmovilizar las levaduras para que no exista el riesgo de autolisis que causa sabores anómalos en la cerveza. La compañía patentó este sistema en 1979, consiguiendo así desarrollar la primera cerveza 0,0% del mercado.





Tratamientos físicos
Para tratar de retirar parte del etanol que contiene la cerveza, podemos utilizar calor, o bien, llevar a cabo un proceso de separación por membranas. Veamos en qué consisten estos métodos.


1. Métodos que aplican calor
Como sabrás, el punto de ebullición del etanol es inferior al del agua (a presión atmosférica, el punto de ebullición del etanol es de 78 ºC, mientras que el del agua es de 100 ºC), así que podemos aprovechar esa característica para lograr separarlo de la cerveza. 
 
Destilación
Este método consiste simplemente en calentar la cerveza para que se evapore el etanol. El concentrado que resulta al final de este proceso, se diluye con agua. Así se puede obtener cerveza con una concentración de alcohol de hasta 0,5%. Como puedes imaginar, la cerveza que se obtiene de esta forma no tiene un sabor muy agradable, ya que la elevada temperatura provoca la aparición de un sabor "a quemado" y la pérdida de compuestos volátiles (aportan sabor y aroma), por lo que en la actualidad apenas se utiliza.

Destilación a vacío
Como su nombre indica, este método es similar al anterior, con la diferencia de que en este caso se aplica vacío, por lo que se necesitan temperaturas más bajas (50 ºC-60 ºC) para evaporar el alcohol. Así se evita el sabor "a quemado", pero se siguen perdiendo compuestos volátiles. Para solucionar este inconveniente, se puede llevar a cabo un proceso en dos pasos: en el primero se retiran ésteres y otros compuestos volátiles y en el segundo se retira el etanol. Finalmente la cerveza sin alcohol se enfría y se mezcla con los compuestos volátiles que se retiraron en la primera fase. Así se puede obtener una cerveza muy baja en alcohol (inferior al 0,05%) y con buenas características organolépticas.

Evaporación en película a vacío
La cerveza se introduce en un cilindro que cuenta con una serie de tubos de gran longitud y reducido diámetro. Al atravesar estos tubos, el fluido forma una delgada lámina, favoreciendo así la evaporación del etanol. Este sistema trabaja a vacío, así que la temperatura necesaria para evaporar el etanol no es muy elevada (entre 30 ºC y 40 ºC). Así se minimiza la degradación de la cerveza, aunque se siguen perdiendo algunos compuestos volátiles. Mediante este método se puede obtener cerveza con muy baja concentración de alcohol (hasta un 0,03%).

Evaporador de capa fina a vacío de diseño compacto (GEA Wiegand GmbH, Ettlingen, Alemania) (Fuente)


Sistema Sigmatec
Este sistema es el más avanzado que existe en la actualidad. Es similar al anterior, con la importante diferencia de que en este caso se incorpora una Unidad de Recuperación de Aromas (patentada por la empresa que fabrica esta maquinaria), que permite reincorporar a la cerveza la mayor parte de los compuestos volátiles que se evaporan junto al etanol.

Sistema Sigmatec de diseño compacto (API Schmidt-Bretten GmbH & Co., Bretten, Alemania) (Fuente)


2. Métodos de separación por membranas
Estos métodos se basan en la utilización de membranas semipermeables, que actúan como filtros muy específicos: dejan pasar el agua, mientras que retienen los sólidos suspendidos y otras sustancias. Como puedes ver, en estos casos no es necesario aplicar altas temperaturas, por lo que la cerveza no sufre alteraciones debidas al calor. Ahora bien, hay que tener en cuenta que no es económicamente rentable utilizar estos métodos para obtener cervezas con una concentración de alcohol inferior al 0,5% (normalmente se utiliza para obtener cervezas con una concentración del 2%).


Ósmosis inversa
Este método consiste en aplicar altas presiones (entre 30 y 50 bar) para hacer pasar la cerveza a través de una membrana semipermeable. El agua y los compuestos de bajo peso molecular, como el etanol, son capaces de atravesar la membrana, mientras que el resto de los compuestos son retenidos (es necesario diluir la cerveza inicial con agua para compensar la pérdida que tiene lugar durante el proceso). Eso significa que la pérdida de aromas se limita a compuestos de bajo peso molecular. 

La membrana semipermeable deja pasar agua, etanol y otros compuestos de bajo peso molecular. (Fuente)


Diálisis
La diálisis se basa en un principio similar al de la ósmosis inversa, sólo que en lugar de utilizar altas presiones para hacer pasar los compuestos a través de la membrana, se emplea el gradiente de concentración, por lo que se trata de una técnica, en principio, más sencilla y económica.


En este caso el paso a través de la membrana obedece al gradiente de concentración que existe entre el fluido que se encuentra en el interior del cilindro central y el fluido exterior. (Fuente)

CONCLUSIONES
- Como ves, existen numerosos métodos para elaborar cerveza sin alcohol, cada uno de los cuales presenta una serie de ventajas e inconvenientes, que hay tener en cuenta a la hora de decantarse por uno de ellos. 
- Al emplear cualquiera de estos métodos, no sólo se elimina el alcohol de la cerveza, sino que también se pierden algunos compuestos volátiles que aportan olor y sabor. Es por esto que las características organolépticas de la cerveza sin alcohol son diferentes a las de la cerveza normal. 
- Aunque consiguiéramos reincorporar todos y cada uno de estos compuestos volátiles, las características organolépticas de este producto seguirían siendo diferentes a los de la bebida original, ya que el etanol que retiramos en el proceso también aporta sabor y olor al producto.


Ahora ya tienes tema de conversación para el sábado por la noche...


Fuentes
- Lea, A.G.H. y Piggot, J.R. (2003). Fermented Beverage Production. 2ª edición. Ed. Kluwer Academic/Plenum Publishers, Nueva York, EEUU.
- Lewis, M.J. y Young, T.W. (2001). Brewing. 2ª edición. Ed. Kluwer Academic/Plenum Publishers, Nueva York, EEUU.
-----

Ya sé que me repito, pero recuerda que, si lo deseas, aún puedes votar por este blog para los Premios Bitácoras 2012. (Puedes hacerlo aquí). Para ello solamente tienes que entrar con tu perfil de Facebook o Twitter, o bien, registrarte en la web de Bitácoras. Luego introducir la dirección de este blog (www.gominolasdepetroleo.blogspot.com) en la Categoría de Ciencia (también puedes incluirlo simultáneamente en la Categoría de Gastronomía), escribir el código de seguridad (captcha) y por último, aceptar. 


40 comentarios:

  1. Muy interesante gracias! Supongo que seria demasiado publicidad, hacer una lista de las cervesas mas comunas y el metode que usen?
    Por otro parte, perdona mi ignorancia, pero en la introducción das a entender que el acohollleva calories (dices que un menos alcohol = menos calorias) - no lo sabia! Entonces, las bebidas que llevan mucho alcohol (whiskeys etc), que cantidades de calories llevan?
    Gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. 7kcal por g de alcohol. Ahora a echar cuentas

      Eliminar
  2. Hola Brian,
    ahora que lo dices, es algo que ya despertaba mi curiosidad antes de escribir el post. En algunos casos (pocos) sí conozco el método que se emplea, por haber visitado las industrias, pero en otros quizá sea un poco difícil averiguarlo por aquello de mantener el secreto... Investigaré un poco a ver qué puedo averiguar.

    Por otra parte, efectivamente el alcohol aporta calorías, concretamente 7 kilocalorías por cada gramo. (Normalmente se dice que el alcohol aporta calorías "vacías" porque no contiene ningún nutriente aprovechable por nuestro organismo). Sabiendo eso, puedes hacer cálculos, simplemente necesitas multiplicar... En estos artículos en los que se analizan las cervezas sin alcohol más comunes ya lo han hecho por ti:
    http://revista.consumer.es/web/es/20030701/actualidad/analisis1/62161.php
    http://revista.consumer.es/web/es/20090501/actualidad/analisis1/74799.php

    Muchas gracias por tu interés.
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola!.. Esta mañana, como todas, venía conduciendo hacia mi trabajo con la cadena Dial sintonizada y han hablado de tu blog y los huevos..ja, ja
    La verdad es que se aprende mucho con tu blog.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Vaya! Pues no he podido escucharlo (a ver si lo encuentro por ahí...).
      Muchas gracias por decírmelo.
      ¡Saludos!

      Eliminar
  4. Muy sencillo, se evapora el alcohol de la cerveza, calentándola.

    Igual que cuando echas brandy, coñac .... a la comida, y luego dejas evaporar el caldo unos diez minutos, queda el sabor y se la puedes servir a los niños.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como puedes ver en el artículo, la cosa no es tan sencilla...

      Un saludo

      Eliminar
  5. Como siempre genieal ¡¡¡y se puede añadir que, contiene acido folico para las embarazadas, sodio para la tensión baja, potasio para los calambres, antioxidantes contra el envejecimiento y potasio, fibra, magnesio ¿sigo?. Muy bueno tu articulo, te leo todas las semanas y no sabes cuanto me enseñas. Aqui tienes un voto mas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias!
      En este enlace que puse en la respuesta al primer comentario hablan un poco sobre las propiedades nutricionales de la cerveza sin: http://revista.consumer.es/web/es/20030701/actualidad/analisis1/62161.php

      Me alegro mucho de que aprendas con el blog (yo también lo hago ;)
      ¡Saludos!

      Eliminar
  6. Tambien se han vendido cervezas sin alcohol que vienen de congelar cerveza y separar la parte que se congela(sin alcohol). El resto sale una cerveza con mas graduación, evidentemente consumible tambien.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que hablas de la "Ice beer". Esta cerveza se elabora según el método convencional y posteriormente se somete a una maduración a bajas temperaturas (unos -4ºC) para conseguir sabores más suaves. Durante ese proceso se puede retirar el agua que se ha congelado, obtieniéndose así una cerveza con mayor grado alcohólico.

      (No tengo conocimiento de que este método sirva para elaborar cerveza sin alcohol.).

      Muchas gracias por tu comentario.
      Saludos

      Eliminar
  7. Bavaria es holandesa! No es de Bavaria como su nombre indica

    Espectacular post como siempre

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Tienes toda la razón! Ya lo he corregido. Bueno, siendo puntillosos, no es de Holanda, sino de los Países Bajos :P

      Lo curioso es que sabía que era así (esta empresa es muy importante en el mundo cervecero), pero me traicionó el subconsciente a la hora de escribir...

      ¡Muchas gracias!

      Eliminar
  8. muy interesante pero menudo tochaco

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias.

      Los artículos de este blog no se caracterizan precisamente por ser breves... Como ya he mencionado en repetidas ocasiones, aquí se pretende explicar las cosas, no mencionarlas sin más. (De todos modos, creo que está todo muy resumido).

      ¡Saludos!

      Eliminar
  9. Buenas,

    muy interesante el resumen sobre la elaboración de la cerveza. De vez en cuando hago cerveza en casa y siempre ando buscando documentación donde se explique con más detalle su elaboración pero hasta la fecha he encontrado muy pocos libros. ¿Has consultado algún libro para escribir el post?

    Por cierto, me encanta el blog, espero que continueis divulgando con tanta calidad y claridad como siempre.

    Guillermo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Guille,
      la verdad es que no existen muchos libros en español sobre alimentos. Como en la mayoría de los campos, la mayor parte de la literatura está escrita en inglés. Las fuentes que he consultado para escribir este post puedes verlas al final del artículo.

      Te recomiendo un libro que quizá te puede ser útil para lo que pretendes. Creo recordar que no está mal (lo consulté hace ya algún tiempo) y además es bastante barato (sobre todo teniendo en cuenta el precio que suelen tener este tipo de libros):
      http://www.editorialacribia.com/Shop/Detail.asp?Id=2729&Section=Ciencia+y+tecnolog%C3%ADa+de+alimentos+%3E+Elaboraci%C3%B3n+casera+y+artesanal+de+alimentos

      Espero que te sirva.
      ¡Muchas gracias¡
      Saludos

      Eliminar
    2. Gracias por la recomendación. El libro que mencionas ya formaba parte de mi colección y me gusta mucho. Aprovecho para recomendar éste otro más generalista sobre bebidas alcóholicas (tampoco me llevo comisión) http://hipotesis346.blogspot.com.es/
      Habrá que nutrirse de literatura en inglés y aprender vocabulario quimico-alimentario.

      Eliminar
    3. Gracias por la recomendación.
      Un saludo

      Eliminar
  10. Muy interesante el artículo. Yo también estoy empezando a hacer cerveza en casa.

    Una cosa: si eliminamos la levadura de la ecuación, y simplemente se le añade gas al mosto, ¿no tenemos también una 0,0? El único inconveniente que se me ocurre es que saldría un poco más dulce, pero no creo que tenga muy mal sabor y supongo que sería lo más barato.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Francisco,

      si haces cerveza en casa quizá también te pueda interesar el libro que recomiendo en el comentario anterior (que conste que no llevo comisión jeje).

      Muy buena la observación que haces. Eso sí, si se te hubiera ocurrido 250 años antes, igual ahora tendrías mucho dinero jeje. Me explico. Esa bebida que mencionas ya existe y se llama malta: http://en.wikipedia.org/wiki/Malta_%28soft_drink%29
      Según una cervecera alemana, esa bebida la inventaron ellos en 1859 (cosa que dudo, pero bueno...).

      La malta la puedes encontrar en España en algunos supermercados (creo recordar que la venden en Mercadona). Eso sí, te advierto que es horriblemente dulce (al menos para mi gusto).

      ¿Por qué no es lo mismo la bebida de malta que la cerveza sin alcohol? Por definición, la cerveza debe obtenerse a partir de la fermentación de la cebada malteada. ¿Por qué? Durante ese proceso de fermentación las levaduras no sólo producen etanol a partir de los azúcares, sino que además producen otros compuestos que aportan aroma y sabor a la cerveza. Esas y otras transformaciones que tienen lugar durante la fermentación son las que le dan a la cerveza sus características.

      Espero haberme explicado bien (estoy un poco espeso...).
      Muchas gracias por tu observación y por tu interés.
      ¡Saludos!

      Eliminar
  11. Genial artículo, la cerveza artesanal es una de mis mayores pasiones, cuando veo un poso de levadura en el fondo de un botellin se me llena la boca de saliva, es inevitable :)

    Empecé a fabricar mi propia cerveza hace algún tiempo y creo que puedo asegurar que es la bebida más "personalizable" que exista. El tostado de la cebada, el mezclado de cebadas u otros granos, la seleccion de lupulos (para aroma o amargor) las levaduras... Hasta dejar abierta la tapadera al hervir con el lupuo... Se pueden hacer millones de combinaciones posibles.

    Tanto es asi que me decidí a fabricar una pequeña cervecería de uso personal, espero que os guste:

    http://www.facebook.com/mi.pequena.cerveceria

    Un saludo, nos vemos con unas "frequitas"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias!
      Muy interesante tu proyecto. Gracias por compartirlo. (Por cierto, ese esterilizador a vapor ciertamente parece muy peligroso...).

      La verdad es que la elaboración de alimentos puede ser una actividad muy gratificante, especialmente en algunos casos, como el vino, el queso, el pan y, cómo no, la cerveza...

      ¡Saludos!

      Eliminar
  12. Gracias por la info! Un saludo cordial desde Suecia!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias a ti por tu interés.
      Por cierto, tengo muchas ganas de visitar ese estupendo país repleto de grandes grupos musicales.
      ¡Saludos!

      Eliminar
  13. Muchas gracias por tu trabajo, que se puede calificar de casi estajanovista.

    ResponderEliminar
  14. Vuelvo a acudir a ti como guía científico-gastronomico con una duda que me vuelve loco pq varias personas en cuyo criterio confío discrepan:
    ¿el plástico de las hamburguesas buenas de la carnicería, hay que sacarlo antes de cocinarlas o después?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El plástico hay que quitarlo antes de cocinar las hamburguesas.

      Me alegro de que me hagas este tipo de consultas, porque yo pensé que era algo obvio, pero veo que no lo es tanto cuando la gente tiene dudas...

      Saludos

      Eliminar
    2. ¡Gracias!
      (En casa de mis padres se quitaba antes de toda la vida, pero tengo una amiga que cocina de puta madre y parece saber mucho sobre gastronomía, y me enseñó a cocinarlas con el plastiquillo, que no se funde ni nada, y se puede quitar luego fácil, creo que según ella no se perdía tanto "la sustancia" de la hamburguesa ni se pegaba tanto al satrén, pero ahora mi novia cuando las hago yo y no quito el plástico se me indigna, te aseguro que no es obvio y que tus palabras ponen fin a una disputa milenaria)
      Un abrazaco!!

      Eliminar
    3. Gracias a ti por acordarte de este blog para resolver tus dudas ;)

      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  15. ¡Felicidades por tu blog, Papyrus! Lo acabo de descubrir buscando el porqué los caquis maduran al envolverlos en papel de periódico y veo que tengo mucho que leer por aquí: mi curiosidad se verá un poco más saciada. ¡Y es que siempre la tengo insatisfecha a la pobre! ;)
    Si te interesa el mundo de la psicología, a ver si te pasas por mi blog (amaltiempobuenapsique.com). Una temática muy diferente a la que tú tratas.En cualquier caso... ¡yo continuaré por aquí curioseando!. :))))

    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Marta. Le echaré un vistazo a tu blog, no lo dudes.
      ¡Saludos!

      Eliminar
  16. Yo no puedo beber nada de alcohol por que tomo Colme y tengo alcoholismo social,y la bavaria 0'0 manzana no me hace ni la más mínima reacción, me encanta y me va bien.Saludos

    ResponderEliminar
  17. pero que buen blog, felicitaciones!

    pero me queda una duda, como puedo medir los grados alcoholicos luego de quitarle el alcohol a la cerveza?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues de la misma forma que mides los grados alcohólicos antes de quitárselo ;-)
      Gracias por tu comentario
      Saludos

      Eliminar
  18. Hola que diferencia hay entre una malta y una cerveza 0,0 gracias

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...