viernes, 29 de abril de 2011

¿Las gominolas están hechas de petróleo?

Desde mi punto de vista, este mito es uno de los más llamativos que existen, y por eso da nombre a este blog. Pensaba que era cosa de niños, pero hace unos pocos meses lo oí en boca de un adulto, así que supongo que es un mito que necesita ser desmontado. Por otra parte, cuando me puse con este post, busqué en google por curiosidad y me encontré con esto. Así que ahora sí estoy seguro de que es un mito que debe ser desmontado.


Para los impacientes, ahí va una respuesta corta:
No.

Para los que quieran saber un poco más, la respuesta larga:
¡¡¡NOOOOOO!!!

En primer lugar, siempre hay que tener presente que, en la actualidad, los alimentos que se producen y consumen en España están elaborados con ingredientes y aditivos seguros para la salud. Existen leyes que se ocupan de ello y sistemas de control, mecanismos e instituciones que se encargan de que éstas se cumplan. En otra ocasión os hablaré sobre ello de forma más extensa: cómo se autoriza un aditivo para su inclusión en un alimento, qué son los códigos que aparecen en las etiquetas y ese tipo de cosas.

Pues bien, como podéis suponer, el petróleo no es un alimento, ni se emplea como ingrediente para la elaboración de alimentos. Ninguna legislación alimentaria lo recoge como tal.

¿Qué es el petróleo?  
El petróleo es una mezcla de hidrocarburos formada principalmente a partir de fósiles de algas. Creo que a estas alturas, todo el mundo sabe que el petróleo es nocivo para la salud. Eso se debe a que en su composición existen numerosas sustancias cancerígenas, como hidrocarburos aromáticos policíclicos. 

¿De dónde salió la idea de que las gominolas están hechas con petróleo?
Pues la verdad es que no tengo ni idea sobre cuál es el origen de este mito. Supongo que la gente asoció las gominolas con el petróleo debido a su particular textura. Puede ser también que el mito se lo inventaran los padres para que sus hijos no comieran tantas gominolas (tienen mucho azúcar y además eso de comer golosinas entre entre horas estropea las comidas...): hasta un niño sabe que el petróleo es tóxico y que no se come, así que si papá y mamá le dicen que las gominolas están hechas con eso seguro que se le quitan las ganas de comerlas. 

¿Hay algo cierto en todo esto? 
Lo único cierto es que el petróleo está formado por multitud de sustancias tóxicas y no es comestible. Desde luego, las gominolas no están hechas con petróleo y nunca lo estuvieron. Tampoco están hechas con ningún derivado del plástico, como he leído por ahí.

Entonces, ¿por qué tienen las gominolas esa textura?
Cuando pensamos en una gominola, lo primero que se nos viene a la cabeza es su textura gomosa (además de su sabor dulce y/o picante y sus variados colores). Su textura, similar a la de la goma, es tan característica que le da nombre a estos chuches. Para conseguir esta textura, se pueden emplear unas sustancias que se conocen con el nombre genérico de gelificantes y otras que se conocen con el nombre de espesantes.

Gelificantes y espesantes se emplean en todo tipo de alimentos para lograr que tengan la textura deseada. Las sustancias que se emplean como gelificantes y espesantes son principalmente proteínas (como proteínas de soja, proteínas lácteas, colágeno), polisacáridos o hidrocoloides (almidones, celulosas y gomas, como carragenatos, alginatos y pectinas).

Como ya hemos dicho, lo que caracteriza a una gominola es su textura (por lo que debe tener gelificantes o espesantes), su sabor dulce (por lo que tendrá edulcorantes) y sus colores (por lo que tendrá colorantes).

Veamos casos reales…
He bajado al quiosco de la esquina y me he gastado unos euros en tres bolsas de gominolas. Veamos de qué pasta están hechas (por cierto, de los códigos E ya hablaremos otro día. Actualización: aquí tienes algo de información sobre ello):

- Bolsa 1:



 Blandy Max. Ositos de gominola de La Asturiana, S.A. (Gijón, Asturias)

Los ingredientes implicados en la textura son: gelatina, almidón y pectina. El agua juega un papel muy importante.

El resto de ingredientes:
- Edulcorantes: jarabe de glucosa y azúcar. Dan sabor dulce y permiten que el producto se conserve durante mucho tiempo.
- Acidulante: ácido cítrico (E-330). Aumenta la acidez del producto, lo que implica un mayor sabor ácido y también una mejor conservación. Se añade para conseguir la textura adecuada.
- Aromas naturales y artificiales: sustancias que dan sabor y olor a las gominolas
- Corrector de acidez: citrato sódico
- Colorantes: tartracina (E-102) que da color amarillo, rojo allura (E-129) de color rojo, azul brillante (E-133) de color (¿adivinas?) azul, dióxido de titanio (E-171) de color blanco

- Bolsa 2:


 OSYS, Roypas Caramelos. Osos de goma de toda la vida, de Pastor y Canals, S.A. (Pinto, Madrid).

Los ingredientes implicados en la textura: almidón, gelatina, harina.

El resto de los ingredientes:
- Edulcorantes: azúcar, jarabe de glucosa
- Acidulante: ácido cítrico (E-330)
- Aromas
- Colorantes: tartracina (E-102) de color amarillo, amarillo anaranjado (E-110) de color amarillo, azorrubina (E-122) de color rojo, rojo cochinilla (E-124) de color rojo, azul patente (E-131), carbón vegetal (E-153) de color negro, caramelo amónico (E-150C) de color marrón
- Agentes de recubrimiento: ceras vegetales, cera de carnauba. Recubren las gominolas para le aspecto mate y evitan que sean pegajosas.

- Bolsa 3:


Chupa Chups Gomis, gominolas de colores de Chupa Chups, S.A.U. (Barcelona, España)

Ingrediente implicado en la textura: gelatina.

Resto de ingredientes:
- Edulcorantes: Jarabe de glucosa, azúcar
- Acidulantes: Zumo de limón, ácido cítrico
- Aromas naturales
- Concentrados vegetales: se utilizan como colorantes naturales
- Agente de recubrimiento: cera de abejas

La textura de las gominolas
Pues bien, centrándonos en lo que nos ocupa, las sustancias que se emplean para dar la textura característica a las gominolas son:

- gelatina: la gelatina es un coloide formado por proteínas. Se obtiene a partir del colágeno presente en el tejido conectivo animal. En un próximo post os lo contaré con detalle. (Actualización: lo puedes ver aquí).

- almidón: es un polisacárido formado por amilosa y amilopectina que se extrae a partir de las plantas.

- pectina: la pectina es un polisacárido o hidrocoloide. Es un gelificante de origen vegetal que se extrae principalmente a partir de manzanas y cítricos. Esta propiedad se aprovecha en la elaboración de mermeladas, por ejemplo.

 - harina: como la etiqueta no especifica de qué harina se trata, se entiende que es harina de trigo. Todo aquél que haya tratado de espesar un caldo sabe que con harina se consigue fácilmente. Está formada principalmente por almidón.

Lo que hacen estas sustancias es básicamente retener agua. Así se consigue la textura deseada. En otra ocasión veremos cómo actúan los espesantes y los gelificantes.

Como habréis podido observar, el petróleo no aparece por ningún lado, así como ninguno de sus derivados (alquitrán, fueloil, plásticos, etc.).

Por otra parte, igual os ha llamado la atención la presencia de aditivos con nombres extraños. Como os decía al principio del post, todos los aditivos que se emplean en la actualidad han pasado exhaustivos controles para comprobar que no son peligrosos para la salud de las personas que los ingieren, aunque sean tan raros como el carbón vegetal.

Conclusión 
Podéis comer gominolas tranquilamente, pero eso sí, con moderación, que tienen mucho azúcar.  

Actualización
He decidido incluir esta actualización para dar respuesta al segundo comentario:

¿Qué gominola es más “sana” de las tres?
Como ya se ha visto, el ingrediente principal de las gominolas es el azúcar, al que se añaden gelificantes para dar textura, y aromas y colorantes para dar sabor, olor y color.
Discutir cuál es más saludable de las tres no sé si tiene mucho sentido, porque todas tienen una gran proporción de azucares que, como os decía antes, hay que consumir con moderación. Si se hace así, el aporte a nuestra dieta del resto de sustancias que forman parte de las gominolas no es muy significativo, ya que están presentes en pequeñas proporciones. Pero por curiosidad, vamos a discutir vagamente cuál sería la más saludable.

Observando las tres etiquetas, todos los productos tienen en común:
- jarabe de glucosa y azúcar: ingredientes principales, con los que se consigue el sabor dulce.
- gelatina: gelificante que se añade para conseguir la textura deseada. Para formar lo que se llama un “gel”.
- ácido cítrico: es un ácido orgánico presente sobre todo en los cítricos, como su nombre indica, que se emplea como aditivo para mejorar la formación de los geles (ya hablaremos de eso en otra ocasión).

Entre el resto de los ingredientes, destaca la bolsa número 3, que contiene zumo de limón (3%), aromas naturales, y concentrados vegetales como colorantes. Ésta parece ser la mejor opción. Sin embargo, no se puede hacer una comparación rigurosa de las tres composiciones sin conocer la proporción de cada uno de los ingredientes. (Solamente podemos saber que, por ejemplo, la bolsa 1 tiene más gelatina y menos almidón que la bolsa 2 por su orden en la lista de ingredientes).

¿Qué aditivos son los “malos”?
Ninguno es “malo” por sí mismo. Al igual que ningún alimento es perjudicial en sí mismo. Todo depende de la frecuencia y la cantidad de consumo.

En cuanto a colorantes y aromas, en principio es preferible elegir aditivos naturales frente a aditivos artificiales, aunque ninguno de ellos es perjudicial para la salud.

Fuentes 
- BOE (2009) Real Decreto 1465/2009 de 18 de septiembre de 2009 por el que se establecen normas de identidad y pureza de los colorantes utilizados en los productos alimenticios.http://gominolasdepetroleo.blogspot.com/2011/10/es-cierto-que-la-gelatina-se-hace.html

jueves, 28 de abril de 2011

Comenzando

¡Hola a todos!
Soy nuevo en esto de escribir blogs, así que supongo que al principio me costará más de lo habitual.
Como os cuento en la sección "acerca de...", este blog nace con la intención de desmontar mitos sobre los alimentos y contestar preguntas que todos nos hemos hecho alguna vez acerca de ellos.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...