viernes, 2 de septiembre de 2011

¿Por qué no se puede volver a congelar un alimento? Sobre la congelación de los alimentos (y III)

Seguro que has oído alguna vez eso de que no se deben volver a congelar los alimentos que ya han sido congelados previamente, pero ¿es cierto? Y en tal caso, ¿sabes a qué se debe?

En esta ocasión vamos a hablar sobre la descongelación y también vamos a tratar de responder por fin a estas preguntas que nos habían quedado pendientes. Pero para entender mejor lo que vas a leer a continuación, creo que es mejor que antes hagamos un resumen de lo que vimos en los dos posts anteriores (este y este), dedicados a la congelación.


Este congelador necesita una limpieza urgente... (Fuente)

Resumiendo...

- Los alimentos pueden sufrir alteraciones debidas a:
  • reacciones bioquímicas, como oxidaciones causadas por enzimas o enranciamientos.
  • la acción de los microorganismos, que pueden alterar el alimento y/o provocarnos enfermedades.
 - La congelación paraliza el crecimiento de los microorganismos y hace que las reacciones bioquímicas de deterioro sean más lentas, pero puede provocar algunos daños en el alimento, como recristalizaciones, quemaduras por frío, bolsas de hielo, desnaturalización de proteínas, etc.

- La congelación del alimento depende del tamaño y características del mismo (no es lo mismo congelar un bloque de carne de 3 kilos, que congelar un caldo).

Además, no estaría de más saber que...

- Tanto el crecimiento de los microorganismos, como la velocidad de reacción de las reacciones bioquímicas, dependen de la temperatura de congelación (recuerda que un congelador doméstico suele estar a una temperatura de unos -18 ºC):
  • a -4 ºC se inhibe el crecimiento de los microorganismos patógenos
  • a -10 ºC se inhibe el crecimiento de los microorganismos que alteran el alimento
  • a -18 ºC se detienen algunas reacciones de oxidación
  • a -70 ºC se detienen todas las reacciones enzimáticas

- Se necesita más energía para cambiar de estado (de líquido a sólido, o viceversa) que para aumentar o disminuir la temperatura. Es decir, si introducimos un alimento en el congelador, su temperatura descenderá rápidamente hasta que comiencen a formarse cristales de hielo. En ese momento, la energía se empleará en el cambio de estado (el agua pasa de estado líquido a estado sólido al formarse el hielo) y la temperatura no descenderá tan rápidamente. Una vez formados los cristales de hielo, la temperatura continuará descendiendo rápidamente hasta que se alcance la temperatura de equilibrio (para entendernos, la que hay en el interior del congelador). La energía que se emplea en bajar la temperatura se llama calor sensible, mientras que la que se emplea en el cambio de estado, se llama calor latente o calor de cambio de estado.

Ahora que sabemos todo esto...

¿Qué ocurre cuando se descongela un alimento?
Imaginemos que queremos descongelar unos trozos de carne y para ello los sacamos del congelador y los dejamos a temperatura ambiente (mal hecho, por cierto, más adelante entenderemos por qué). La temperatura aumenta rápidamente (recuerda, calor sensible), de manera que:
  • cuando la temperatura es mayor de -18 ºC continúan algunas reacciones bioquímicas de deterioro, como las oxidaciones.
  • a partir de los -10 ºC, se reanuda el crecimiento de los microorganismos que alteran el alimento, 
  • cuando la temperatura supera los -4 ºC se reanuda el crecimiento de los microorganismos patógenos.
Cuando la temperatura se acerca a los 0 ºC, comienza el cambio de estado, de sólido (hielo) a líquido (recuerda, calor latente). Como ya hemos visto, durante este cambio de estado la temperatura apenas varía, de modo que el alimento permanece mucho tiempo a temperaturas cercanas a los 0 ºC. En este momento:
  • se desarrollan reacciones bioquímicas de deterioro
  • los microorganismos alterantes y patógenos son capaces de desarrollarse (aunque lentamente)
  • se producen cambios físico-químicos en el alimento. Uno de ellos es la recristalización: los cristales de hielo se asocian, lo que provoca la deshidratación de algunas zonas del alimento. Esto provoca a su vez una mayor concentración de sales que hacen que esas zonas se descongelen antes. Otro efecto es la exudación: el alimento pierde agua y arrastra con ella multitud de sustancias disueltas. Este efecto es más notable si la congelación no se ha hecho correctamente: si es lenta, se forman grandes cristales de hielo que rompen un mayor número de células y provocan una mayor salida de agua.
La descongelación no se produce por igual en todo el alimento; influyen su composición (en el caso de los trozos de carne, la grasa se descongela antes que el magro ya que su punto de congelación es mayor) y su tamaño (los pequeños trozos de carne tardan menos tiempo en descongelarse que un trozo de gran tamaño), además de las circunstancias externas (temperatura, humedad relativa, ventilación).

Ahora ya podemos contestar a la pregunta que nos había quedado pendiente:

¿Por qué no se debe volver a congelar un alimento que ya ha sido congelado?
Si volvemos a introducir en el congelador los trozos de carne de nuestro ejemplo, la temperatura descenderá hasta alcanzar valores cercanos a los de congelación, momento en el que comenzarán a formarse de nuevo cristales de hielo. Una vez formados, la temperatura continuará descendiendo hasta que se equilibre con la que hay en el interior del congelador. 

Durante todo este proceso:
  • las reacciones bioquímicas de alteración continuarán su curso, y sus efectos se acumularán a los que ya se produjeron anteriormente.
  • el efecto de la congelación volverá a dañar un alimento que ya sufrió daños la última vez que se congeló: los cristales de hielo romperán más células, habrá más quemaduras por frío, desnaturalización de proteínas, etc. Todo esto afectará principalmente a la textura, pero también serán muy notables sus efectos en el olor, el color y el sabor.
  • los microorganismos, que han continuado desarrollándose durante el proceso de descongelación (desde los -10 ºC hasta los 0 ºC) y también durante el proceso de congelación (desde los 0 ºC hasta los -10 ºC), no mueren con la congelación, por lo que cuando volvamos a descongelar el alimento para consumirlo (momento en el que seguirán creciendo), su cantidad será muy superior a la que había durante la primera congelación. Hay que tener en cuenta además que el exudado provocado por la ruptura celular debida a los cristales de hielo, constituye un excelente medio rico en nutrientes para el desarrollo de los microorganismos.
Este último punto es el más importante y la principal razón por la cual no se debe volver a congelar un alimento que ya ha sido congelado previamente. Recuerda que los microorganismos, además de alterar el alimento, pueden causarnos enfermedades.

Ahora seguro que sabes contestar a la siguiente pregunta:
  
¿Qué es eso de que "no debe romperse la cadena de frío"?
Eso que hemos oído muchas veces sobre los alimentos congelados (y que también sirve en el caso de las vacunas y algunos medicamentos) significa que el alimento debe permanecer a temperaturas adecuadas (de congelación) en todo momento: desde su congelación hasta su consumo. Si se rompe la cadena de frío, como sucede por ejemplo cuando compras pizzas ultracongeladas y las dejas en el coche mientras ves una película en el cine, sucederá lo que acabamos de explicar en el párrafo anterior, es decir, al alimento sufrirá alteraciones por reacciones bioquímicas, recristalizaciones, y otras alteraciones debidas a la congelación, y lo más importante: se producirá el desarrollo de microorganismos que pueden alterar el alimento y/o provocar enfermedades. (Esto también es aplicable a los alimentos refrigerados).

¿Cómo puedo saber si se ha roto la cadena de frío?
Los alimentos que se venden congelados han sido sometidos a un proceso de congelación más sofisticado que el que tiene lugar en un congelador doméstico. El proceso industrial se diferencia sobre todo en la velocidad: la temperatura disminuye drásticamente, lo que hace que los cristales de hielo sean muy pequeños y numerosos.

Ya hemos visto, que cuando se descongela y se vuelve a congelar un alimento, la congelación provoca una serie de alteraciones, como la recristalización. Además, sabemos que un proceso de congelación lento (como el que se da en un congelador doméstico, o como el que se da en muchos de los congeladores que hay en los supermercados) provoca la formación de grandes cristales de hielo. 

Sabiendo esto, sólo tendremos que fijarnos en los alimentos congelados que vamos a comprar para ver si la cadena de frío se ha roto, o si el proceso de congelación ha sido deficiente. La presencia de escarcha y grandes cristales de hielo nos puede dar una pista.

¿Cuál es la mejor forma de descongelar un alimento?
Después de todo lo que has leído, seguro que has llegado a la conclusión de que la mejor forma de descongelar un alimento (en el ámbito doméstico) es dejarlo en el refrigerador (a temperaturas de refrigeración), no a temperatura ambiente. El proceso es más largo, pero te aseguro que el alimento estará en mejores condiciones microbiológicas y organolépticas. En el primer aspecto quizá no lo apreciarás, pero seguro que notarás que su color, olor, sabor y sobre todo su textura son mucho mejores.

_____


Offtopic (seguimos desmontando mitos...)

Hay un animal vertebrado que puede hibernar a temperaturas de congelación y después de descongelarse seguir con su vida como si nada hubiera pasado. Pero salvando esta excepción y después de leer este post ¿todavía piensas que Walt Disney está congelado?


(Puedes encontrar más información sobre esta curiosa rana aquí)

47 comentarios:

  1. ¡Muy interesante!. Voy a guardar esta serie de entradas para mis próximas congelaciones.
    Aparte tengo una petición, ya que estamos hablando de conservación, ¿cual es la mejor forma y cómo se debería hacer la conservación de mermeladas cuando haces el baño maría?,¿en qué se basa?

    ResponderEliminar
  2. Gracias Fry, me alegro de que te hayan gustado.

    Con respecto a tus preguntas, ya tenía pensado escribir algún post sobre mermeladas, así que "permanezcan atentos a sus pantallas".

    De momento, para responderte brevemente te diré que la mermelada se comenzó a elaborar como una forma de conservar frutas y otros vegetales. El hecho de que la mermelada se conserve mejor se debe principalmente a la elevada concentración de azúcar, pero también al tratamiento térmico al que se somete durante su elaboración.
    Si este tratamiento está bien hecho (hay que tener en cuenta varios factores), la mermelada se puede conservar a temperatura ambiente durante bastante tiempo. Una vez abierta, debe conservarse a temperaturas de refrigeración (a unos 4 ºC).

    ResponderEliminar
  3. Gracias por el texto. Muy interesante e informativo. Pero echo de menos una aclaración: ¿es mejor descongelar el alimento en el microondas con la función de "descongelar alimentos"? ¿afecta esto también al proceso que has descrito, es decir, afecta al sabor, testura..? ¿es recomendable el microondas o mejor dejarlo en el frigorífico, como indicas? Muchas gracias

    ResponderEliminar
  4. Bufff, mejor es saberlo ya que yo en mi insconciencia he congelado mas de una, dos y tres veces platos que tenía congelado, los sacaba para comer , me arrepentia y vuelta a congelar...

    ResponderEliminar
  5. Sirve la descongelación en microondas? como está preguntado más arriba?

    Muy buena entrada, me sacaste de muchas dudas.

    Victor Vilche

    ResponderEliminar
  6. Como ya ha mencionado.., sirve la descongelación al microondas, sirve la descongelación dejando el producto fuera de la nevera... pero MEJOR, descongelar en el frigorífico, llevará más tiempo pero tu gusto y vista te lo agradecerán.

    ResponderEliminar
  7. Me ha gustado mucho. Enhorabuena. Pero esto no demuestra que Walt Disney no esté congelado... Esto predice que pasaría si lo estuviera y pretendiera descongelarse, jajajaja.

    ResponderEliminar
  8. Y que me dice de descongelar un alimento, cocinarlo y volverlo a congelar si la coccion ha sido suficiente no habria ningun problema cierto?
    Muy interesante

    ResponderEliminar
  9. Yo también estoy initrigado con eso del microhondas, en teoria como descongela tan rapido no da mucho tiempo a los microorganismos, incluso los puede freir... pero ilustrenme...

    ResponderEliminar
  10. mo guardo en favoritos, a descongelar la comida en el frigorífico pues :)

    ResponderEliminar
  11. Me ha gustado mucho el articulo, quita muchos mitos de la congelación y da una base científica de hechos populares.

    Felicidades

    ResponderEliminar
  12. Hola! Quería decirte que me ha encantado este post. Me quedo por aquí y te sigo, creo que cuentas cosas muy interesantes sobre los alimentos que todos deberíamos saber, como esta. En cuanto tenga tiempo me leeré más cositas que hayas escrito aquí.

    Sólo una petición ¿Podrías poner otro vídeo sobre la rana de bosque, o por lo menos contar en un resumen de qué iba el vídeo? Me he quedado con la intriga porque dices que esa rana es la "excepción" y el vídeo ya no está disponible.

    Enhorabuena por tu blog! Saludos,

    Quejica
    http://soyquejica.blogspot.com

    ResponderEliminar
  13. No entiendo pq al descongelar un alimento en el refrigerador sabe mejor, supongo lo siguiente:

    1º Fuera del frigo: porque el cambio térmico de -18º a p.e. +20º (temp. ambiente) implica proceso de cambio de estado en digamos 4 hrs. Y luego, entra en acción el proceso de deterioro II ( > 0ºC).

    2º Dentro del frigo: porque el cambio térmico de -18º a 6ºC implica proceso de cambio de estado en digamos 12 hrs. Manteniendo el producto en el umbral de los 0º, sin llegar a la fase de deterioro II.

    Mi pregunta: Si en el caso 1º, retiro el alimento de la temperatura ambiente, justo en el momento de cambio de estado, ¿ conseguiría el mismo resultado que para el caso 2º ?

    Gracias por la magnífica entrada.

    ResponderEliminar
  14. Cojonudo!
    Lo de la miel es cierto? Q es el unico alimento no perecedero?

    ResponderEliminar
  15. Pues me ha parecido una entrada interesante, pero escrita de manera muy repetitiva. Al final ya no sabía si estaba leyendo el comienzo o el final.

    Tampoco me termina de convencer lo de los microorganismos como causantes de que un recongelado sepa mal o siente mal.
    Debería haber menos elementos patógenos en una congelación que en una refrigeración, ¿no? Entonces, ¿por qué nadie dice que no se pueda refrigerar una y otra vez un alimento, y sin embargo si hablan de evitar una 2da congelación?

    ResponderEliminar
  16. Enhorabuena por la entrada. ¿Me permites que te plantee una duda que siempre he tenido?: ¿hay algún problema en congelar un alimento cocinado que estuvo congelado crudo? Gracias anticipadas

    ResponderEliminar
  17. ¡Vaya! Parece que vuelvo a estar en la portada de Menéame. Desde luego se nota mucho, porque no estoy acostumbrado a tantas visitas. Muchas gracias a todos por vuestro interés, por los comentarios, sugerencias, agradecimientos y críticas. Intentaré contestaros a todos.

    - Parece que muchos estáis interesados en la descongelación con microondas. Si tenemos en cuenta los microorganismos, el microondas es un buen método para descongelar, porque el alimento se descongela en poco tiempo. Es decir, está poco tiempo a una temperatura que favorezca el crecimiento de los microorganismos. Sin embargo, como ya sabréis, desde el punto de vista organoléptico la descongelación con microondas no es tan adecuada, ya que éstas no calientan de forma homogénea todo el alimento (depende de la cantidad de agua, de su estado líquido o sólido, de la cantidad de grasa, etc.). Esto provoca que por ejemplo el borde de un filete esté casi cocinado, mientras que el centro permanece aún congelado.

    ResponderEliminar
  18. - Otra duda que plantea mucha gente es el hecho de congelar un alimento, cocinarlo y volver a congelarlo. Como he intentado dejar claro a lo largo de estos tres posts dedicados a la congelación, este proceso no es un paréntesis en la vidad del alimento, es decir, durante la congelación los microorganismos siguen presentes, y aunque en un estado de letargo, pueden continuar desarrollando actividades enzimáticas que alteran los alimentos. Además se siguen desarrollando otras reacciones bioquímicas de deterioro.

    Ahora bien, supongamos que descongelamos un alimento crudo y lo cocemos. La cocción destruye la gran mayoría de los microorganismos, pero no asegura la destrucción de todos. Esto depende de la temperatura que se aplique y del tiempo durante el cual se aplique. De hecho hay algunos microorganismos que podemos encontrar en alimentos que son resistentes al calor.

    Si volvemos a congelar, estos microorganismos resistentes al calor, pueden estar presentes y darnos algún susto cuando volvamos a descongelar el alimento para consumirlo.

    Dedicaré un post entero a explicar esto, porque es muy interesante y se merece algo más que la explicación que cabe en el espacio de un comentario.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encantan tus artículos: están muy bien explicados y las explicaciones están bien documentadas.

      Yo también tengo la duda de si puedo congelar un plato elaborado donde alguno de los ingredientes había estado congelado crudo, así que espero con mucho interés el post dedicado a este tema.

      Saludos,

      Eliminar
    2. ¡Muchas gracias!
      Se puede decir que sí se puede volver a congelar alimentos que estaban congelados y después han sido cocinados, aunque no es lo deseable.

      ¡Saludos!

      Eliminar
  19. @Quejica Ya he solucionado lo del vídeo. Gracias.

    ResponderEliminar
  20. En cuanto a la pregunta sobre la miel, no es cierto que sea el único alimento no perecedero, porque en realidad SÍ es perecedero. Lo que pasa es que se conserva durante mucho tiempo. Otros alimentos que se conservan durante mucho tiempo y puede llegar a pensarse que no son perecederos son los productos desecados: queso maduro, embutidos curados, jamón curado, pescado salado, etc. El deterioro de estos productos no suele deberse a la acción de los microorganismos, sino al efecto de algunas reacciones bioquímicas.

    ResponderEliminar
  21. En cuanto a la refrigeración vs. congelación:
    Imaginemos que partimos de dos alimentos idénticos, con el mismo número de microorganismos, uno lo introducimos en el congelador y otro en el refrigerador. Efectivamente en el alimento congelado algunos (pocos) microorganismos continuarán con su actividad, incluida la reproducción, mientras que en el alimento congelado todos los microorganismos están en una fase de letargo. Es decir, al cabo de dos días el alimento refrigerado tendrá un mayor número de microorganismos que el alimento congelado. ¿Por qué no se dice que no se debe refrigerar dos veces? Sí se dice, lo que pasa es que igual no se dice lo suficiente. Ya lo repito yo: no se debe refrigerar dos veces. De todos modos, hay que entender que:
    - si congelamos dos veces, además de las consecuencias debidas a los microorganismos, el alimento sufrirá las consecuencias debidas al proceso (físico) de congelación. En la refrigeración sólo sufrirá la primera de ellas.

    - los alimentos refrigerados se consumen en un periodo de tiempo más corto, precisamente porque la mayor proliferación de microorganismos los deteriora de forma mucho más rápida y más perceptible.

    Siento que la redacción del post no te haya gustado. Es cierto que es un poco repetitiva, debido a que para entender la respuesta a la pregunta que se plantea, primero hay que tener clara una serie de conceptos que se explicaron en dos posts anteriores.

    En cualquier caso, se agradece la crítica.

    Saludos

    ResponderEliminar
  22. En cuanto al supuesto de descongelar a temperatura ambiente vs. temperatura de refrigeración:

    hay que tener en cuenta que durante la descongelación, además de cambios entre los microorganismos, también tienen lugar cambios físico-químicos. (Puedes leer los dos posts anteriores a éste, donde se explican). Por eso, cuanto más gradual sea el aumento de temperatura, menos daños sufrirá el alimento.

    Es cierto que el periodo crítico es el cambio de estado, pero mientras el alimento está congelado la temperatura del ambiente también influye: se dan fenómenos de sublimación, recristalización, migración de agua, y otros fenómenos físicos que influyen sobre las características del alimento.

    Es por eso que una descongelación brusca afecta de modo más significativo a las características organolépticas del alimento. La descongelación hecha de este modo provoca un mayor volumen de exudado, es decir, se pierde más cantidad de agua, que arrastra sustancias responsables del olor y del sabor del alimento y provoca además un deterioro de la textura.

    Espero haber resuelto tus dudas.

    Saludos

    ResponderEliminar
  23. Genial la entrada, muy informativa.
    La verdad que hay que agradecer la gran dedicación a responder las dudas, no es algo que se encuentre mucho.

    ResponderEliminar
  24. Esta entrada esta totalmente equivocada. El proceso de congelacion ELIMINA, no RALENTIZA la actividad microbiana. Solo hay que mirar como esta algo que metes en un congelador 15 dias. Que nos pensamos que las bacterias, insectos, etc. que pueda haber en los alimentos estan hechos con celulas muy diferentes que las nuestras? Es muy corto el catalogo de seres vivos que sobreviven en bajas temperaturas.

    Asi que creeros poco de esto.

    Como muestra general, como creeis que se desinfectan y esterilizan los herbarios micologicos y botanicos? Si, por congelacion. De hecho tras mas de 2 siglos de experimentacion, con diferentes productos quimicos, con altas temperaturas y demas, demuestra ser lo más sano y lo más eficaz.

    ResponderEliminar
  25. Pués a ver si se enteran los de los Condis de Madrid. Estoy harto de abrir paquetes de congelados y encontrarme cristales de hielo por todos lados e incluso helados re-congelados que se habían acumulado en un extremo cuando fueron previamente descongelados .....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que se puede hacer extensible a cualquier Condis...

      Eliminar
  26. ¡Muy interesante y bien explicado!
    Me encanta tu blog, aunque he de reconocer que sólo paso por aquí cuando sales en menéame...
    ¿Qué interés tendrá Rodrig en tratar de desacreditar? ¿Por qué no va a operarse del apéndice con un bisturí enfriado? Si congelamos un bistec en dentro de una bolsa hermética (pero con aire)y luego lo dejamos una semana descongelando ¿se lo comerá?

    ResponderEliminar
  27. @Rodrig Se agradece el comentario, pero estás totalmente equivocado. Efectivamente las bacterias SÍ están constituídas por células muy diferentes a las nuestras.

    En los alimentos podemos encontrar diferentes tipos de organismos, principalmente hongos (levaduras y mohos), parásitos (helmintos, protozoos) y bacterias. La congelación acaba con muchos de ellos, pero no con la mayoría de las bacterias. Eso se debe a que las bacterias son organismos procariotas, mientras que el resto, al igual que nosotros, son organismos eucariotas.

    Los términos procariota y eucariota definen diferentes tipos de células: las primeras mucho más sencillas y pequeñas que las segundas.

    En definitiva, las bacterias, que son procariotas y unicelulares, resisten bien la congelación debido a que su estructura celular es mucho más simple, sus células son más pequeñas y su tipo de reproducción (asexual) es más favorable para desarrollarse después de la congelación.

    De hecho, se emplea la congelación para conservar bacterias y otros microorganismos en los laboratorios de investigación. En definitiva, la congelación de los alimentos no
    es un método eficaz para garantizar la inocuidad de los alimentos.

    Saludos

    ResponderEliminar
  28. Muy buen post. Vengo de menéame, pero prometo leerte. Me parece muy interesantes tus comentarios.

    Salu2

    ResponderEliminar
  29. ¡Muy interesante! Vengo de meneame y no conocia el blog, pero le echare un vistazo porque lo veo muy curioso.

    Por cierto, un truco que me enseño la madre de un amigo. Si tienes un apartamento distinto a tu domicilio habitual (piso en el pueblo / playa / lo que sea) y dejas alimentos guardados en el congelador. Para saber si se ha llegado a descongelar el congelador en algun momento, una buena forma de saberlo es poner un vaso de plastico o tupperware pequeño con la tapa abierta con agua en el congelador para que se congele y quede un bloque de hielo. Una vez que tienes tu recipiente sin tapa con un bloque de hielo dentro, pones una cucharilla encima del bloque de hielo. Si despues de X tiempo cuando vuelves a revisar el congelador, la cucharilla esta dentro del bloque de hielo, es que se ha descongelado y vuelto a congelar (esto es muy frecuente cuando hay apagones electricos), en cambio si la cucharilla sigue apoyada en la superficie del bloque de hielo, es que siempre se ha quedado congelado. Sencillo y fiable :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy ingenioso! Lo voy a probar.

      Eliminar
  30. Hola,
    Quería pedirte permiso para utilizar la información de tus post sobre congelación de alimentos en mi foro.
    veo una informacíon muy útil y necesaria, para todos, ya que no es la primera vez que veo como una persona que sale del super, luego se tira una hora hablando con alguien en la esquína, un verano, y con los productos congelados en las bolsas y en el suelo.
    Muy buenos post. Gracias.

    ResponderEliminar
  31. Perdona, si quieres puedes contactar conmigo en foro(arroba_aquí)salvatuvida.com y desde luego, estás invitado al foro siquieres poner estos post tu mismo. Un saludo y gracias nuevamente.

    ResponderEliminar
  32. Buen post, gracias por la información

    ResponderEliminar
  33. Pues no es cierto que lo que se ha descongelado no se puede volver a congelar.
    Todas las comidas congeladas elaboradas con atún y cerdo (pizza, lasaña, canelones, ) vienen de piezas congeladas en origen. El atún en el Océano Índico y el cerdo en grandes mataderos de Murcia y Lérida, se congela y se vende en piezas a fábricas como Casa Tarradellas, Findus, etc. que lo descongelan, trocean y mezclan con otros productos para hacer estos aliementos preparados de tan pésima calidad.
    Si se descongelan mediante un procedimiento adecuado y con las condiciones higiénicas precisas, no tiene que haber problema.
    Otra cosa es llevarlo al bar de la esquina o a casa, donde deben tomarse las debidas precauciones.
    Felicidades por el blog.

    ResponderEliminar
  34. Enhorabuena por la información y por la paciencia ante la incultura.

    ResponderEliminar
  35. Truco para los "agarrados" que no quieren tirar nada de nada.

    1-Si en el congelador tienes carne recongelada o algo dudosa.

    2-Métela directamente del congelador a la olla a presión. Mantenlo durante 30 minutos mínimo a la presión máxima. (Es similar a un autoclave para esterilizar material quirúrgico).

    3-Haz croquetas o invéntate algo. El sabor será de pena, pero la proteina aún alimenta... (si eres generoso con especias y hierbas incluso puedes triunfar).

    ResponderEliminar
  36. Hay microondas que tienen programas automáticos de descongelado e introduciendo el peso simplemente te dejan el alimento igual que antes de congelarlo, sin zonas congeladas, sin zonas cocidas, etc. Yo uso uno desde hace diez años y es espectacular, la gente que lo ha visto no se lo creía.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario. Un día de estos le dedicaremos un artículo al microondas.

      Saludos

      Eliminar
  37. Muy interesante y esclarecedor artículo. A propósito: no se si lo comentaron en su momento (no he tenido tiempo de leer todos los comentarios), pero a pesar de sus ventajas, una de las desventajas de descongelar en el frigorífico es que el aire dentro de él es muy seco (al enfriar por debajo del punto de rocío se condensa la humedad en exceso... etc). Esto hace que los alimentos se sequen bastante, por lo que si no queremos que se estropee la textura, es conveniente tapar bien con papel film.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario.
      Ya hablamos sobre eso en otros artículos dedicados a la congelación. Te dejo los enlaces por si estás interesado:
      http://gominolasdepetroleo.blogspot.com.es/2011/08/sobre-la-congelacion-de-los-alimentos-i.html

      http://gominolasdepetroleo.blogspot.com.es/2011/08/como-congelar-los-alimentos-sobre.html

      Saludos

      Eliminar
  38. Papyrus la verdad que la nota es excelente, se nota que te gusta mucho el tema y lo explicas con pasión.
    Muchas gracias!!

    ResponderEliminar
  39. Que me dices de sacar a descongelar carne que congelaste nada más comprar sin abrir la bandeja, que sin estar descongelado del todo (unas dos horas después), has separado unos filetes para hacerlos más tarde (y esos los has guardado en la nevera hasta entonces) y has vuelto a congelar el resto de la bandeja.

    El fallo es no congelarlos ya separados para evitar este problema, lo sé. Pero... ¿existe un gran inconveniente? En mi caso en la segunda congelación ya he separado en bolsas de congelación los filetes por separado para que no me vuelva a ocurrir.

    Gracias de antemano, excelente blog.

    ResponderEliminar
  40. Felicidades por tu blog.
    Quisiera saber lo siguiente; Si descongelo una bolsa de carne que esta al vacío....es aceptable volverla a congelar si ese vacío no se perdió?, es decir, si no abrí la bolsa de carne, la puedo volver a congelar como el primer día?
    Saludos?

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...