viernes, 3 de junio de 2011

La crisis del pepino

Siendo este un blog que pretende divulgar conocimientos sobre el mundo de la alimentación, me veo en la obligación de hablar sobre la grave crisis alimentaria que está teniendo lugar en parte de Europa, especialmente en Alemania y que a día de hoy ha provocado 17 muertos y más de 1600 afectados. Me estoy refiriendo a la que se ha bautizado como "la crisis del pepino", aunque sería más acertado el nombre de "la crisis de la E.coli".

 Escherichia coli. Fuente

Cronología (actualizaciones al final del post)
La alarma saltó en Alemania hace unos días, cuando comenzó a detectarse un aumento significativo de casos de pacientes con sídrome urémico hemolítico (SUH), causado por la bacteria Escherichia coli. Tras un rápido análisis de la situación se llegó a la precipitada conclusión de que el alimento causante del brote era el pepino procedente de España. Así lo dio a conocer a la opinión pública la senadora y ministra de sanidad de Hamburgo el pasado 26 de mayo, saltándose el protocolo de actuación que se debe seguir en estos casos. Es decir, en lugar de informar a las autoridades sanitarias y dejar que actuaran, la ministra dio una rueda de prensa alertando a la población y declarando que el origen del brote estaba en los pepinos procedentes de España. Estas declaraciones se debieron a que en tres pepinos analizados (dos españoles y uno holandés) se encontró E. coli. Análisis posteriores determinaron que la cepa encontrada en los pepinos no fue la causante del brote, aunque el grave daño económico ya estaba hecho. Se han oído muchas críticas a la actuación de Alemania: desde un interés político por desprestigiar a España, a la irresponsabilidad de la ministra. También se ha criticado la actitud de la Comisión Europea, por su lentitud y por permitir a Alemania cerrar sus fronteras a la entrada de productos españoles. Lo cierto es que no se siguió el protocolo establecido en estos casos.

En cuanto a lo estrictamente científico, que es lo que nos ocupa, a día de hoy no se conoce con certeza cuál es el alimento causante del brote ni cuál es su procedencia, aunque todos los casos están relacionados con la ciudad de Hamburgo. Se sospecha de hortalizas y verduras, especialmente del pepino, del tomate y de la lechuga, aunque no se descartan otros alimentos como carne de vacuno. En las últimas horas se ha dado a conocer además que el origen puede estar en aguas residuales humanas, aunque sigue sin saberse qué alimentos pueden estar contaminados por ellas. 


Escherichia coli 
La E. coli es una bacteria gram negativa que pertenece a la familia de las enterobacteriáceas, lo que significa que habita en el intestino de los animales. De hecho, constituye alrededor de un 80% de las bacterias que se encuentran de forma habitual en el intestino de los animales sanos, reportando así beneficios para ellos, ya que sintetizan las vitaminas B y K y fermentan la glucosa y la lactosa. Sin embargo, existe un gran número de cepas de esta bacteria (alrededor de 230), siendo muchas de ellas patógenas.

La forma en la que se clasifica el elevado número de cepas de esta bacteria se denomina serotipado, y se hace atendiendo a dos antígenos: O y H (se relacionan con cadenas laterales de polisacáridos y con proteínas flagelares, respectivamente). A ello se deben nombres tan extraños como O157:H7, que corresponde a la cepa más conocida de E.coli. En este caso, se creía que la cepa causante del brote era una mutación de O104:H4, aunque las últimas noticias apuntan a que el brote que ha tenido lugar en Alemania se debe a una nueva cepa que no se conocía hasta ahora y que es el resultado del cruce entre otras dos cepas. 


Patogenicidad
Entre las cepas patógenas de E. coli, se hace una clasificación atendiendo a los síndromes que provoca: enteroagregante (ECEAgg), enteroinvasor (ECEI), enteropatógeno (ECEP), enterotoxigénico (ECET) y enterohemorrágico (ECEH). Es esta última la que está implicada en el brote de Alemania.

La forma de actuación, a grandes rasgos, es la siguiente: la bacteria se ingiere a través de alimentos contaminados y cuando llega al intestino se adhiere a las células epiteliales. La bacteria E.coli produce toxinas que se liberan en el interior de la célula epitelial provocando su muerte, lo que se manifiesta en forma de colitis hemorrágica. Las toxinas pueden extenderse a través de la sangre a otros órganos como el riñón, provocando síndrome urémico hemolítico (SUH) y por último púrpura trombocitropénica trombótica, síndromes que pueden llevar a la muerte, como lamentablemente ha sucedido. 


Transmisión
Las enterobacterias como E.coli habitan en el intestino de los animales y por lo tanto se transmiten a través de las heces y por supuesto, a través de todo lo que entre en contacto con ellas. Por ello es fundamental lavarse bien las manos después de ir al baño y antes de manipular alimentos.


Prevención
  • Vigilar posibles síntomas, como diarreas hemorrágicas. Consultar inmediatamente al médico si se da el caso.
  • Practicar medidas higiénicas: lavarse bien las manos con agua caliente y jabón después de ir al baño y antes de manipular alimentos.
  • Lavar bien los alimentos que se consumen crudos, como frutas y verduras. Para ello se pueden emplear productos específicos o utilizar lejía apta para tal fin (dos gotas en un litro de agua es suficiente). Aclarar después.
  • Cocinar bien los alimentos, es decir, asegurarse de que alcanzan al menos 70ºC, especialmente en alimentos como la carne picada.
  • Evitar la contaminación cruzada. Esto significa, por ejemplo, no poner la carne cruda junto a las verduras o no utilizar el mismo cuchillo para cortar carne y verduras sin haberlo lavado previamente. Esta recomendación es válida para cualquier utensilio, como una tabla de cortar o un plato. 


Actualizaciones

05/06/2011
Las últimas noticias indican que la causa de la infección podría ser el consumo de brotes de soja contaminados. 

06/06/2011 
Alemania descarta de momento que los brotes de soja sean los causantes de la infección. Mientras tanto el número de casos confirmados es de 1526 (algunos medios dan la cifra de 2200) y los fallecidos se elevan a 23 (22 en Alemania y uno en Suecia). 

07/06/2011
A día de hoy, el instituto Rober Koch, laboratorio de referencia de E. coli en Alemania, ha emitido un comunicado en el que informa de que aún no se conoce cuál es el origen del brote, aunque el número de casos ha descendido. Por otra parte, hoy se ha reunido la Comisión Europea para tratar de establecer compensaciones para los agricultores afectados por esta crisis (de momento se propone una ayuda de 150 millones de euros). En la misma reunión, España ha solicitado mejorar los sistemas de alerta para estos casos de crisis alimentarias. Desde mi punto de vista, en esta crisis no ha fallado el sistema de alerta, sino la forma de gestionarla que se ha hecho (y se continúa haciendo) por parte de Alemania desde que el ¡2 de mayo! tuvieron conocimiento del brote. Más información aquí, y una crítica más dura aquí.
La Comisión Europea ha pedido a Alemania que no emita más alertas sanitarias hasta que no tenga pruebas científicas, ya que sólo generan miedo y pérdidas económicas. 

08/06/2011 
Hoy el brote de E. coli ha provocado otras 2 muertes, de modo que la cifra de fallecidos asciende a 25. Afortunadamente parece ser que los casos van remitiendo, lo que por otra parte puede dificultar aún más la investigación para encontrar el origen del brote.
Según las autoridades alemanas, se ha encontrado la cepa responsable del brote en unos restos de pepino que estaban en la basura de una familia afectada. En mi opinión, esto no es muy significativo, ya que el pepino puede haberse contaminado después de que la familia lo consumiera, aunque por otra parte puede ser una pista para seguir investigando por esa línea. 

09/06/2011
Hoy cuatro víctimas mortales más en Alemania dejan un recuento total de 29 fallecidos por el brote de E. coli. El Instituto Robert Koch ha emitido un comunicado en el que se informa de que aún se sospecha de los brotes tiernos de semillas, aunque sin ninguna certeza. Por otra parte, el número de casos sigue disminuyendo, lo que podría deberse bien a que se ha solucionado el problema o o bien a que la población ha extremado las precauciones.

10/06/2011
Hoy las autoridades alemanas han declarado que el origen de la E.coli está casi con seguridad en los brotes germinados y ha levantado el veto sobre el resto de verduras y hortalizas. Al parecer, la investigación se centra en una granja de Baja Sajonia. En realidad no se han encontrado aún la bacteria en ninguna muestra, pero han llegado a esa conclusión por los datos que han obtenido a partir de enfermos, restaurantes, etc.
El número de fallecidos asciende a 31.

14/06/2011
La UE ha aprobado una ayuda de 210 millones de euros para los para los agricultores afectados por esta crisis alimentaria. 

18/11/2011
La UE concede 3,5 millones de euros adicionales por la "crisis del pepino". En total, España recibirá 71 millones de euros.

23/10/2015
Un tribunal de Hamburgo (Alemania) ha dictado una sentencia en la que da la razón a una cooperativa malagueña en el litigio que mantiene con esta ciudad-estado alemana a raíz de que, en mayo de 2011, sus autoridades sanitarias señalaran una partida de pepinos exportados por dicha firma como uno de los orígenes del brote de bacteria intestinal E. coli que causó decenas de muertes en el país germano.



Fuentes
Jay, J.M. (2000) Microbiología moderna de los alimentos (4ªed.) Ed. Acribia, S.A., Zaragoza, España
http://www.rki.de/EN/Home/homepage__node.html?__nnn=true
http://www.who.int/es/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...